Buscar

#PorMiEmpresa

Actualizado: oct 9

Las empresas, como ya lo hemos señalado desde Créame en muchas ocasiones, son ante todo instituciones sociales. Tan importante como tener un Estado eficaz, transparente y democrático, es el tener empresas sólidas, en crecimiento y comprometidas con el bienestar, no solo de sus colaboradores sino de la sociedad en general. Sin las empresas y los productos que nos ofrecen (de los que en buena medida depende nuestra calidad de vida), sin los empleos de los que muchos derivamos los ingresos que le dan sustento y materialidad a nuestros sueños y los de nuestras familias y sin el impulso que le dan al conocimiento mismo de la humanidad, me pregunto: ¿Qué tendríamos?, ¿cómo sería una sociedad sin empresas, sin empleos, sin conocimiento?


Incluso, sin Estados fuertes, pues no podrían existir los gobiernos como los conocemos hoy. Sin la base tributaria de personas y empresas, no sería posible materializar nuestras aspiraciones colectivas como sociedad (salud, educación, viviendas, infraestructura, servicios públicos, etc.).


Hoy nos duele y preocupa inmensamente cada vez que desde algunos colectivos sociales se señala irreflexivamente a la empresa como promotora de la desigualdad, de corrupción, de múltiples exclusiones sociales, precarización del empleo y hasta de la violencia que dolorosamente hemos tenido que vivir en nuestro país. Somos conscientes que en la empresa, al igual que en casi todas las organizaciones que componen nuestra sociedad, tenemos deudas de equidad, igualdad, aceptación de la diferencia, sostenibilidad y en ocasiones de mejor distribución de la riqueza que en ellas se generan, pero de ninguna manera el estigmatizar la iniciativa privada, la empresa y los negocios legítimos, contribuye a la construcción de una mejor Colombia. Por demás, destruir la figura de empresa y empresario significaría, desde nuestra óptica, destruir un modo de vida que por décadas ha posibilitado que millones de personas abandonen los umbrales de pobreza. Hoy aún conservamos el reto de sacar de este umbral a más de 13 millones de colombianos ¿Es posible hacerlo sin empresas? ¡Imposible!


Por el futuro de Colombia, de América Latina y del mundo mismo, cuidemos y promovamos con amor y entusiasmo la empresa, al empresario como referente positivo de una sociedad con inmensos desafíos, que solo resuelven quienes crean y construyen mejores instituciones sociales (empresas, gobiernos, universidades, fundaciones, corporaciones, colectivos, etc.).


#PorMiEmpresa, por Créame y todos los emprendedores de Colombia, lo hemos hecho todo y estamos listos a dar más.


Autor:

Juan Manuel Higuita Palacio | Director Créame




82 vistas

© 2020 by creame |  Términos de uso | 

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco

subir