Buscar

Redes de valor, inteligentes, pertinentes y funcionales para emprender

Establecer redes es todo un reto, no solo porque incluye contar con habilidades de seducción, creatividad y comunicación, sino también porque viene ligado a las características sociales de los seres humanos para conectar y generar confianza.

Las redes nacen desde la propia naturaleza del ser humano, que ya de por si es biológica y químicamente compleja, sumado a la capacidad “constructiva” que se requiere para que dichas conexiones sean de valor y permitan diseñar comunidades y sistemas reales de apoyo para emprender.


En Créame estamos seguros de que el trabajo en red, visto no como un suceso casual o del azar, si no como acciones colaborativas planificadas y articuladas mediante sistemas de gestión y conexiones de valor, se convierte en una herramienta contundente y eficaz para propiciar valor social, cultural, conocimiento y cambio.


Se basa en escenarios compartidos de colaboración con diversos actores de áreas comerciales, técnicas, de inversión, empresas ancla, organizaciones tractoras de desarrollo, entre otras, que permiten al emprendedor el acceso a recursos tangibles e intangibles como capital financiero, infraestructura, tecnología, data, modelos y buenas prácticas, logrando un crecimiento sostenible en el tiempo.


Estamos convencidos de la relevancia que tienen las redes de contacto como activadores de una cultura del éxito colaborativo, que genera capacidades, vínculos de valor y confianza, y más oportunidades para que nuestros emprendedores, como agentes de cambio, logren superar las brechas y desafíos globales, actuales y futuros.


A lo largo de estos 25 años, nos hemos propuesto tejer redes nacionales e internacionales inteligentes, pertinentes y funcionales, con una amplia base de aliados estratégicos, como actores del sistema de CTI, gobiernos, sector privado, actores multilaterales, aceleradoras e incubadoras internacionales y diferentes fuentes financiación; todos ellos involucrados en las diversas etapas de creación y el fortalecimiento empresarial y asociados a múltiples necesidades de los emprendedores.


Hoy podemos afirmar (con orgullo) que Créame, mediante sus diferentes redes de valor, ha podido contribuir al ecosistema empresarial en la sofisticación de miles de portafolios empresariales, al aumento en conexiones comerciales, al pivoteo de modelos de negocio, a refinar procesos de internacionalización, al alistamiento para el acceso a financiación inteligente y a la incorporación en entornos innovadores potenciales para aceleración y escalamiento; generando más y mejores empresas para la sociedad.

12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo